El pádel es uno de los deportes más practicados en España, lo que da una idea de la gran afición que existe en el país. Se trata de un deporte muy dinámico, ágil, apto para todas las edades y con una curva de aprendizaje muy rápida. Además, en los tiempos que corren, es bastante respetuoso con el distanciamiento social.

Teniendo en cuenta la cantidad de seguidores con los que cuenta, resulta extraño el poco seguimiento que tiene en los medios de comunicación, una circunstancia especialmente sangrante en los medios deportivos.

¿Se puede apostar en partidos de padel?

El pádel y las apuestas deportivas

Y ¿qué hay del pádel y las apuestas deportivas? Las apuestas deportivas, al igual que pádel, tienen una gran cuota de mercado en España. Desde que en el año 2011 se promulgara la conocida como Ley del Juego, las operadoras de apuestas deportivas online han visto como el número de apostantes ha experimentado un fuerte crecimiento. Las páginas de apuestas deportivas como Legalbet, ofrecen información valiosa sobre pronósticos para aquellos que están interesados en el mundo de las apuestas.

A pesar del éxito del pádel, las casas de apuestas no ofrecen la posibilidad de hacer apuestas en este deporte, pero no sería descabellado pensar que esto cambiase en un futuro próximo.

Algunos consejos para apostar

A continuación, tienes una serie de consejos si quieres empezar a apostar.

Conviértete en un experto

El éxito en las apuestas está estrechamente ligado a tu capacidad para prever qué es lo que va a suceder en cada evento deportivo. Por eso mismo, es imprescindible que te conviertas en un experto del deporte que elijas, que conozcas a cada jugador, cada equipo, sus estados de forma, los torneos, las noticias relevantes… todo eso te aportará las claves necesarias para lograr el éxito con cada una de tus jugadas.

Determina un presupuesto para apuestas

Establece una cantidad mensual para apuestas que te puedas permitir sin restar dinero a gastos esenciales de tu vida. Una vez determinado el presupuesto, el primer día de cada mes podrás realizar un depósito en tu casa de apuestas de esa cantidad y será con ese dinero con el que podrás participar.

Si algún mes las cosas se tuercen y tu depósito baja a cero, deberás esperar al día 1 del siguiente mes para poder seguir apostando. De esta forma podrás controlar a la perfección el gasto.

Apuesta las ganancias

Cuando el dinero que tengas en el depósito sea el doble o más de tu presupuesto mensual, retira una cantidad igual al presupuesto que tengas asignado. Así estarás apostando únicamente las ganancias, lo que quiere decir que, si llega una mala racha, no estarás perdiendo tu dinero.

Sácale provecho al cash out

Una de las mejores herramientas que ofrecen las casas de apuestas —ojo, no todas— es el cash out, es decir, la posibilidad de cerrar una apuesta antes de que finalice el evento deportivo en cuestión.

Gracias al cash out podrás cobrar tu apuesta cuando veas peligrar el resultado. La cantidad que ganes será menor que la proyectada en un principio, pero estarás asegurando una ganancia y evitando una pérdida, y de eso van precisamente las apuestas deportivas.

Dejar respuesta