El Pádel como Enfermedad. Síntomas de Dependencia

0
926

Hemos hablado sobre los beneficios del pádel para mejorar la salud, y es cierto, tiene aspectos positivos tanto físicos, como psicológicos y también sociales, pero…

obsesion por el padel
Cuando el pádel se convierte en una obsesión continua puede ser síntoma de enfermedad.

¿Se puede convertir el pádel en una enfermedad?

Una pasión puede convertirse en poco saludable cuando supera el límite de la obsesión, es decir, cuando ha cruzado una línea.

Existen aficionados al deporte que pueden convertir el amor al pádel en un sufrimiento cuando caen en la dependencia emocional. Es decir, cuando se rompe su equilibrio vital al dedicar mucho tiempo a esta área de su vida en detrimento de otros ámbitos que se acaban resintiendo.

En ocasiones nos tomamos a broma comentarios del tipo “como siga jugando tanto mi mujer me deja”, pero hay que tener cuidado, pues esto puede convertirse en una realidad, es más, en su día ya dimos algunos consejos para conciliar el gusto por el pádel con la vida en pareja.

Síntomas de Dependencia Emocional que pueden desembocar en enfermedad

A continuación veremos algunos indicios que muestran dependencia emocional por una actividad, como puede ser el pádel:

  • 1. Un jugador de pádel sufre dependencia emocional cuando no importa en qué lugar esté puesto que la mayor parte del tiempo está pensando en nuevas estrategias deportivas. Cuando tu amor al pádel te impide concentrarte en tus  relaciones personales o en el trabajo, entonces, estás cerca de la obsesión.
  • 2. Cuando un jugador de pádel se vuelve monotemático, es decir, cuando la mayoría de sus conversaciones en los planes con amigos las lleva hacia el mismo tema del pádel. En ese caso, lo que suele pasar es que el entorno termina agotado.
  • 3. Una obsesión se caracteriza por constantes cambios de humor, cambios de carácter y de comportamiento que son incomprensibles desde un punto de vista racional.
  • 4. Un jugador de pádel que sufre dependencia emocional en el deporte, se siente muy mal consigo mismo si por alguna razón, un día puntual no puede entrenar. Uno de los síntomas es la ansiedad.
  • 5. Quien sufre dependencia emocional en el ámbito deportivo, se caracteriza por tener una baja autoestima en tanto que mide su valor por los resultados que obtiene sobre la pista de pádel. Esta actitud es dañina porque ninguna persona debe de poner su felicidad en algo externo a sí misma, de lo contrario, corre el riesgo de frustrarse.
  • 6. Una persona que tiene dependencia emocional en el pádel es aquella que está obsesionada por ganar. Sufre en exceso con las derrotas pero no saborea de verdad las victorias.
Compartir
Raúl Domingo, CEO de PadelStarEntrenador de Pádel, Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte y Diplomado en Fisioterapia. Descubre mi pasión en: PadelStar.es.

¡Tu opinión importa! PARTICIPA y Comenta: