Malos Hábitos que DESTRUYEN VITAMINAS [Nutrición]

0
677

Repasamos una Serie de “MALOS HÁBITOS” en Nuestra Vida que Pueden Producir una CARENCIA DE VITAMINAS en Nuestro Cuerpo y DISMINUIR Nuestro RENDIMIENTO.

Malos Hábitos que Destruyen Vitaminas y Disminuyen el Rendimiento en Jugadores de Pádel
Malos Hábitos que Destruyen Vitaminas y Disminuyen el Rendimiento en Jugadores de Pádel

¿Cómo se Produce la DESTRUCCIÓN de las VITAMINAS?

El ALCOHOL (Etanol):

Debemos tener mucho ¡CUIDADO! con artículos que hemos escrito como este sobre la CERVEZA y sus Beneficios para Jugadores de pádel, pues es importante recalcar que…

Los bebedores  necesitan cantidades superiores de vitaminas. No solo perjudican a su cuerpo ingiriendo alcohol de manera regular, sino que también en la mayoría de los casos, su alimentación es irregular e inadecuada.

El alcohol proporciona una cantidad de energía muy elevada:  7 calorías/gramo.

Un litro de vino 770 calorías. Aquí hablábamos sobre si UNA COPITA DE VINO es buena o no.

Un litro de cerveza 450 calorías.

Un cuarto de whisky 610 calorías.

Esta energía ocupa el espacio nutricional de las que deben aportar los alimentos, con los cuales acompañan las vitaminas y minerales. Pero no es así: se les denomina calorías “vacias”. Sólo aportan energía de muy mala calidad. Es por este motivo que se llega a las enfermedades de de tipo carencial.

En la mayoría de los casos se ve muy afectado especialmente en los aportes de vitaminas del grupo B, niacina y ácido fólico. Provocando alteraciones de los estímulos nerviosos. La carencia de ácido fólico produce anemia.

El alcohol es un hepatotóxico cuando se superan las cantidades individuales de su metabolización, pudiendo en consecuencia afectar seriamente el metabolismo de las vitaminas.

El consumo crónico de alcohol es causa principal de la deficiencia de ácido fólico siendo un importante antioxidante.

TABACO y Vitaminas:

El fumador inhala compuesto cancerígenos directos o procarcinógenos como nitrosaminas, hidrocarburos aromáticos policíclicos, compuestos tipo carbinol y muchas más sustancias venenosas y aditivas que generan radicales libres (envejecimiento)

En los fumadores las concentraciones de ácido ascórbico en el suero en leucocitos son inferiores a los no fumadores.

Está comprobado la deficiencia vitamínica del grupo B y de ácido fólico en sangre y tejidos en estos casos.

El inicio precoz en el hábito de fumar aumenta el desequilibrio en el campo nutricional de estas personas. Las necesidades nutricionales  son iguales o superiores a la de los adultos,  por crecimiento, actividad física, etc.

La deficiencia de vitamina C, es considerable en todos los fumadores.

El ESTRÉS y Las Vitaminas:

EL ESTRÉS DESTRUYE TAMBIÉN EL APORTE VITAMÍNICO…

El estrés se ha convertido en nuestro acompañante y “amigo habitual”, no somos capaces de desprendernos.

Afecta directamente nuestro estado nutricional y en especial al citada anteriormente vitamina C, pues en esta situación estresante aumenta la síntesis y secreción de de adrenalina, en la que esta vitamina es necesaria. Precisamente, las glándulas suprarrenales son uno de los tejidos con mayor concentración en vitamina C.

No es sorprendente que las personas que padecen estrés son propensas a tener debilitado su sistema inmunológico, y en consecuencia, disminuye la resistencia a las infecciones.

Un estrés sostenido puede también incrementar también las necesidades de vitamina E, pues las tensiones estimulan los radicales libres y prácticamente todas las vitaminas del grupo B, teniendo en cuenta la participación de las mismas en el sistema nervioso.

AZUCAR y sus Amargas Deficiencias:

El azúcar no contiene vitaminas, pero para su degradación si son necesarias.

Un dieta rica en azúcar o con alimentos que lo contengan abundantemente, dejarán poco espacio para otros alimentos que si contienen esta u otras vitaminas. Por este motivo el azúcar o hábitos alimentarios ricos en azúcar pueden ser causa de deficiencias vitamínicas. Esto pasa en países industrializados y occidentales.

Estos son  los principales errores de nuestra alimentación.  Quienes ingieran menos azúcar y dulces, no sólo cuidarán sus reservas vitamínicas, también evitarán su sobrepeso y los excesos negativos que provocan los dulces

MEDICAMENTOS:

En muchos grupos de medicamentos debemos de tener en cuenta las interacciones que se producen en entre las vitaminas y las sustancias farmacológicas.

Si se toman medicamentos durante largo tiempo, por enfermedad crónica, puede producirse un aumento de necesidades vitamínicas. Los tratamientos con antibióticos requieren mención especial. Motivo importante para revisar nuestra alimentación.

Los ANTICONCEPTIVOS y las Vitaminas:

Interfieren negativamente en los niveles de varias vitaminas, lo que se debe principalmente al componente estrogénico.

Su uso prolongado puede aumentar las necesidades de vitamina A, ácido fólico y piridoxina. En particular este último caso,  pues los anticonceptivos podían desviar el aminoácido triptófano  hacia la síntesis de niacina, disminuyendo la concentración de serotonina, amina implicada en el sentido del humor. Esta disminución puede ser causa de depresión.

Esta alteración de nivel de absorción de vitaminas causado por la píldora se puede convertir en un problema cuando se produce un embarazo después de tomar este anticonceptivo durante largo tiempo. Peligrando la salud del bebé.

Por tanto debemos tener muy en cuenta nuestra alimentación en estos casos y es necesario llevar una dieta sana y equilibrada para cubrir la deficiencia de las vitaminas. Lee estos CONSEJOS SOBRE QUÉ DEBE COMER UN JUGADOR DE PÁDEL.

La frase:

“EL ARTE DE PROLONGAR LA VIDA CONSISTE EN RENUNCIAR A LAS COSTUMBRES QUE LA ACORTAN”

Rosa Rubio Nuñez: Dietética y Nutrición

Ramiro Lasheras: Monitor de pádel

Compartir
Raúl Domingo, CEO de PadelStarEntrenador de Pádel, Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte y Diplomado en Fisioterapia. Descubre mi pasión en: PadelStar.es.

¡Tu opinión importa! PARTICIPA y Comenta: